Close

Support Global Voices

To stay independent, free, and sustainable, our community needs the help of friends and readers like you.

Donate now »

See all those languages up there? We translate Global Voices stories to make the world's citizen media available to everyone.

Learn more about Lingua Translation  »

Colombia: Blogs from Semana.com

Machete [es] wonders about the fate of the blogs from Colombian magazine Semana.com.

1 comment

  • Eugenia Clemencia Varela

    Sin la dimensión de la palabra y en las Mito mentiras:

    Asombra la desenvoltura del Sr. Presidente haciendo parte de un mensaje en el cual la intuición brilla con la imagen del crío maltratado que se levanta en el cielo como la prueba ultima de una verdad que no cesa de no escribirse ,el infante abandonado no en un río sino en Bienestar Familiar , botado de la selva como un salvaje , hijo no de una princesa o virgen en cautiverio sino de unos seres humanos que hablan, esa imagen del hijo se eleva en el firmamento como un velo que cubre los nubarrones oscuros de la muerte, de esa muerte que cierra la boca en un gesto de autosatisfacción y deja al ser que habla preso de un empuje al goce de la destrucción que es muda y que transforma la satisfacción en una mueca y en pura vociferación o pulsión de muerte.
    El Sr Consejero Presidencial, teórico de la tendreza y del amor, no puede sino estar asegurado en su creencia de siempre, que le retorna por los micrófonos del planeta con la voz de su caudillo, en el vínculo de la religión con sus precarias nociones de psicología seudo-científica.
    Qué mas quiere el pueblo?
    Un crío que viene de la selva para decir que la causa de el no-querer saber nada del acuerdo humanitario es él; que la causa de creerse el redentor de un pueblo es él; que la causa de hacer Uno con la Muerte es él; que la causa del delirio bolivariano del Sr presidente Chávez es él; que la causa de los horrores que viven y que hacen vivir los guerrilleros para sostener al Dios de Wall Street es él.
    Y la cocción del mito no es completa sin un poco de salsa-analfabética del cientismo made- in Usa: al acido ADN se le dan las propiedades en esta brujería rustica de decir la verdad, eso que no es mas que cifras resultado de un experimento de laboratorio, esas cifras se convierten en la prueba de unos lazos que no existen por fuera del lenguaje: la Madre y el Padre son funciones que en los seres que hablan se fundan en la existencia de las palabras y del discurso, para una mujer su deseo de ser una madre y la identificación de un hombre con la función simbólica de Nombre del Padre. Las bacterias, los micos, los perros y las ratas también portan el código genético del ADN.
    El Acto de hacer un corte radical entre la naturaleza y la cultura es el paso que vuelve posible el uso del lenguaje y el tratamiento discursivo, este paso hay que encontrarlo, crearlo, en la búsqueda de un saber como hacer para sacar nuestros semejantes de ese tratamiento bárbaro donde viven sin derecho a hablar y con las cadenas al cuello, cuando no terminan con tiros en la cabeza en nombre de los derechos humanos y del totalitarismo mas abyecto. Cada una de las partes tiene su responsabilidad me decía ayer un chico de diez anyos,”hasta yo entiendo que eso que pasa en Colombia es la responsabilidad de cada uno”
    La Muerte y La Resurrección es el mito que vuelve una y otra vez en la pesadilla de los colombianos, país que no ha logrado tener unos políticos que lo saquen de esta marca de ser El País del Sagrado Corazón, termino que se presta a más de una tormenta y a más de una manipulación oscurantista.

    Eugenia Varela

    Paris, 6.1.08

Join the conversation

Authors, please log in »

Guidelines

  • All comments are reviewed by a moderator. Do not submit your comment more than once or it may be identified as spam.
  • Please treat others with respect. Comments containing hate speech, obscenity, and personal attacks will not be approved.

Receive great stories from around the world directly in your inbox.

Sign up to receive the best of Global Voices!

Submitted addresses will be confirmed by email, and used only to keep you up to date about Global Voices and our mission. See our Privacy Policy for details.

Newsletter powered by Mailchimp (Privacy Policy and Terms).

* = required field
Email Frequency



No thanks, show me the site